Menú para este fin de semana

Menú según ingredientes y caprichos de la cocina

TAPAS

Parrillada de la casa al carbón  $26.200

Tortilla de papa y queso paipa $17.600

Tabla de quesos de la región con confitura picante de tomate de árbol $44.600 

Pate de la casa con mermelada de ciruelas sabaneras $13.700

Terrina de la casa – conejo, tocineta y pistachos – $25.300

Bondiola rostizada en horno de leña y piña asada $19.700

Albóndigas de res con vichyssoise y naco de papa amarilla $19.600

Trucha arcoiris curada sobre envuelto de maíz morado y skyr alimonado $19.300

Trucha blanca – sin pigmentos – ahumada con coleslaw de guatila y mango. Mostaza casera $18.100

Rabo de toro endiablo braseado en horno de leña $42.400

FUERTES PARA COMPARTIR

Arroz meloso de tomate, zanahorias y melena de león $33.300 – para 2 pax

Zapallo asado con risotto de cebada perlada, setas, habas y pesto de sacha inchi $47.200 – para 2 pax

Chatas a la pimienta y cebollas asadas – ginebra de páramo – 500 gr $78.000 – para 2 pax

Pollo campesino sudado con huacatay – a la cazadora de Oriente – $63.300 – para 2 pax

Bistec a caballo / Nalga a la parrilla, corte con 3 músculos diferentes $117.900 – para  3 pax 

Paletilla de cordero al horno con su caldo – pastoreo – para 3 pax $122.500

Braseado de la casa al horno de leña con eryngii y ocañeras – para 3 pax – $98.000

Costilla de res con su caldo y mazorca  – para 3 pax – $116.000

ACOMPAÑAMIENTOS

Arracacha con bearnesa picante de cidrón $18.100

Brocolis chorreados $19.000

Papas nativas bravas $15.500

Pastel de choclo $19.800

Arroz con quinua y amaranto $12.200

Ensalada de la casa – variedad de lechugas cosechadas al día – $16.800

POSTRES

Torta de zanahoria con crema montada de cardamomo y dulce de piñas asadas  $16.600

Crema de cuajada fresca y skyr con melao de frutos rojos y vino de corozo. Merengues y helado de mambe $19.900

Marsmello flotante con salsa inglesa y couilis de uchuvas $14.300

 

 

  • entrada
    10.000
    excelente para empezar
  • Parrillada de la casa
    $26.200
  • Parrillada de la casa
    $26.200
  • Parrillada de la casa al carbón
    $26.200
  • otro plato
    $10.000
  • otro plato
    $10.000

Comerse el territorio y los aromas que viajan.

La pasión por cocinar, el gusto por servir – no sólo a la mesa – y la alegría por comer sabroso, son algunos de los pilares sobre los que Oriente se elevará. También haber visto y comprendido el trasfondo de la cocina, los fuertes lazos que se establecen más allá de los fogones, su simbiótica relación con los recursos naturales y con la energía transformadora del alimento, de los individuos y de la cultura, son motivos imperiosos y auténticos bajo los que Oriente decide emerger, ver la luz y participar en la construcción de la cadena del buen alimento y así unir a los proveedores y acercar a los comensales.

Llegar al mundo rural, fundirnos con él y regocijarnos con su innata sabiduría, hace que el sueño de que podamos disfrutar de la buena comida sea uno cada vez más real: con él podremos acceder a cosechas frescas y apoyar directamente a los proveedores artesanales, quienes a través de sus buenas practicas agrarias, protegen la biodiversidad, el agua, y permiten ilusionarnos con un planeta florecido para todos los que aún no han nacido.

Serviremos una comida sencilla pero siempre sabrosa, y así acercaremos a los comensales a las prácticas culinarias de la casa y de la familia, compartiremos el alimento e incentivaremos el consumo responsable y consciente al momento de elegir nuestros alimentos. De esta forma, cordial y simple, iniciaremos una pedagogía empírica – y nunca dogmática – para la mesa, la cocina y la huerta, que pueda formular una nueva dieta: una justa, sostenible y saludable que, liderada siempre por el gusto y el buen sabor, nos enrute hacia una salud personal, colectiva y planetaria que entienda que algo sólo es delicioso cuando es también bueno para el cuerpo y el territorio. Creemos que cambiando la dieta, ayudaremos a cambiar el mundo.

De esta forma queremos invocar al espíritu de la hospitalidad y del buen trato para que nos acompañe, pues el buen alimento no solamente entra por la boca sino que debe entrar también por el alma.